miércoles, 16 de mayo de 2007

ORGANIZACION TERRITORIAL ESPAÑOLA


Época antigua
La península Ibérica fue ocupada, en origen, por pueblos de distintas procedencias (indoeuropeos, ibéricos o de etnogenia desconociada como várdulos y vascones). Estos pueblos no realizaron ninguna división administrativa.

Invasión romana
Artículo principal: Organización política de Hispania
Los romanos realizaron diversas divisiones de la península a lo largo de la historia de su Imperio:
División de 197 adC (sus límites no eran prescisos ya que sólo el litoral estaba dominado):
Hispania Citerior: Valle del Ebro y litoral mediterráneo.
Hispania Ulterior: Valle del Guadalquivir.
División en el Alto Imperio Romano en tres provincias divididas en conventos jurídicos:
Hispania Ulterior Bética
Hispania Ulterior Lusitania
Hispania Citerior Tarraconensis
Diócesis de Hispania (siglo III) dividida en seis (más tarde siete) provincias (una de ellas en el norte de África:
Tarraconense
Carthaginense
Bética
Lusitania
Gallaecia
Baleárica: Esta división apareció a finales del siglo III con la administración de Diocleciano.
Mauretania Tingitana

Tras derrotar a los cartagineses, los romanos dividieron sus conquistas en el sur y este de la Península Ibérica en dos provincias: Hispania Citerior (costa este, desde los Pirineos a Cartagena) y Ulterior (sur, más o menos la actual Andalucía). La administración de la Hispania Citerior recaía sobre la ciudad de Tarraco (actual Tarragona). Al extenderse sus dominios hacia el interior peninsular, la Hispania Citerior se acabó convirtiendo en la provincia romana Tarraconense, que se extendía desde el Mediterráneo hasta Galicia.

Hispania Ulterior (Hispania "la lejana") fue una de las dos provincias en que los romanos dividieron Hispania tras su conquista el 197 adC. Comprendía inicialmente el valle del Guadalquivir, aunque posteriormente incluyó toda la parte occidental de la península Ibérica. El año 27 adC César Augusto dividió la Hispania Ulterior en dos provincias: Bética (Baetica) como provincia senatorial y Lusitania como provincia imperial